ACUERDO INSTITUCIONAL DE CONVIVENCIA

PRESENTACIÓN

A todos los miembros de la comunidad del Colegio Santa María de Pehuajó: familias, personal docente y no docentes, alumnos.

La persona se desarrolla en plenitud viviendo en comunidad. En dicha convivencia se enriquece y es capaz de enriquecer a quienes lo rodean. Una comunidad educativa no es ajena a esta condición natural de la persona y se constituye junto con la familia en el ámbito primero de formación de las virtudes que permitirán a los niños de hoy ser mañana miembros activos de distintas comunidades.

La formación integral de una persona es formación de hábitos. Éstos permiten desarrollar en plenitud las potencialidades y talentos de cada uno. Entre aquellos necesarios para la vida en comunidad se encuentran el respeto, tolerancia, postergación de las propias necesidades en función de las necesidades de los demás, capacidad de escucha atenta, capacidad de resolución de conflictos y de adaptación a las circunstancias entre otras.

A fin de hacer posible la convivencia entre todos los miembros de la comunidad del Colegio Santa María y de generar un ámbito que propicie la formación de personas íntegras y ciudadanos respetuosos, participativos y responsables, se establece el presente acuerdo de convivencia según el marco legal vigente para la Pcia. De Buenos Aires, para el Colegio Santa María de Pehuajó.

Esperamos que todos los que formamos la comunidad del colegio seamos capaces de respetar y hacer respetar el presente acuerdo para el desarrollo armonioso de la vida institucional y el cumplimiento de los objetivos que dan sentido a la tarea del colegio.

Comunidad Educativa Colegio Santa María de Pehuajó

COLEGIO SANTA MARÍA DE PEHUAJÓ

RESEÑA INSTITUCIONAL

El Colegio Santa María de Pehuajó, situado en la ciudad de Pehuajó, provincia de Buenos Aires, fue fundado en 1991 por la Fundación Santa María de Pehuajó, entidad civil sin fines de lucro.

Un análisis de la situación de las escuelas de la zona en general, fue el punto de partida para el desarrollo de un proyecto educativo de doble escolaridad en todos los niveles educativos y con intensificación del idioma inglés y que procurara reafirmar los valores básicos de convivencia, amor, respeto, orden, verdad, comunicación.

En ese año se adquirió un terreno de 10.000 m2 para construir un colegio con posibilidades de realizar actividades al aire libre y estimular un sano contacto con la naturaleza.

En Marzo de 1992, con la primera etapa de construcción concluida se iniciaron las clases con 46 alumnos en cinco cursos. Un año después comenzó a funcionar el Jardín de Infantes con tres salas nuevas, contando el colegio, en ese momento con 150 alumnos.

Cada año se incorporaron nuevas aulas construidas acorde a las necesidades de la educación moderna y a las exigencias de la DIPREGEP.

Actualmente el colegio cuenta con: Sala de música, laboratorio de informática, laboratorio de Ciencias Naturales, un salón de usos múltiples, un patio cubierto, una sala de materiales para el departamento de Ed. Física y un campo de deportes de 10.000 mt2.

EI Colegio Santa María de Pehuajó fue fundado como un colegio mixto con inglés intensivo, que ofrece una educación integral con doble escolaridad, y un número de alumnos que permita una formación académica de óptimo nivel tanto en castellano como en inglés y en todas las áreas necesarias para la completa formación del alumno y su relación con el medio.

EI Colegio no recibe subvención estatal y su funcionamiento es sustentado en su totalidad por el aporte de las cuotas de los alumnos y por la Fundación Santa María, la cual administra los recursos con el fin de optimizar el servicio educativo que se brinda, ofreciendo los tres niveles educativos obligatorios: Inicial, Primario y Secundario.

La Fundación “Santa María de Pehuajó”, a través del Consejo de Administración, orienta las líneas principales de la política institucional, y es la encargada de velar por el cumplimiento de los objetivos que motivaron la creación de la Institución. Dicha Comisión delega en el Cuerpo Directivo las funciones necesarias que le permitirán plasmar el ideario en su accionar cotidiano, en el que se considera que “El fin de la educación es la felicidad y que el depositario de esta felicidad es la persona, entendida como un ser libre, responsable y único capaz de ejercer iones en relación consigo mismo, con sus semejantes y con el cosmos; creado a imagen y semejanza de Dios y en relación filial con Él.

FUNDAMENTOS

La escuela, entre otras instituciones, juega un papel primordial en el proceso de inserción social que deben realizar los adolescentes. Por lo tanto; debe posicionar claramente su lugar como ente normativo y regulador de las relaciones interpersonales, especialmente entre adultos y adolescentes, de acuerdo con normas pautadas convenientemente, que encierran una amplia gama de permisos y prohibiciones.

Promover una dinámica institucional de aprendizaje democrático, en la que tengan lugar el debate, la deliberación y la definición de acuerdos compartidos, con el fin de propiciar una convivencia basada en el respeto, sin violencias ni discriminaciones.

El presente acuerdo establece una serie de pautas que debemos tener en cuenta para que la convivencia escolar se desarrolle armónicamente, ya que el Colegio es el ámbito ideal para la práctica de las relaciones humanas. La convivencia implica tolerancia, respeto hacia los demás y hacia uno mismo, exige un aprendizaje y el consecuente afianzamiento de hábitos y encarnación de valores.

Mediante el conocimiento mutuo, la mirada atenta y la comunicación fluida se trabajará para lograr el cumplimiento del presente acuerdo. En los casos de que esto no sucediera se llevarán a cabo diferentes acciones a fin de favorecer un proceso de cambio en las actitudes que pudieran atentar contra la vida institucional o perjudicar a los miembros de la comunidad en su crecimiento personal.

“La heterogeneidad de las personas que diariamente conviven en el espacio escolar representan en sí misma un gran valor y oportunidad de aprendizaje”. El objetivo del presente acuerdo de convivencia es establecer los criterios necesarios para que todos los actores puedan desarrollar su potencial en la institución escolar. Para ello es necesario “explicitar los ámbitos de participación de cada uno, de acuerdo a los roles y funciones que desarrollan en la comunidad educativa.”

“La transversalidad de los valores es una cuestión ineludible, puesto que la escuela es el primer espacio público de aprendizaje de códigos de vida comunitaria fuera de la familia”, por ello el presente acuerdo de convivencia se establece para preservar los valores fundamentales que deben iluminar el quehacer cotidiano de toda comunidad y que en el caso del Colegio Santa María se han establecido en su definición institucional.

Marco Legal:

Ley de Educación Nacional N° 26206/06, Ley Provincial N° 13688/07, Ley Nacional N° 26061, Ley Provincial N° 13298, Marco Conceptual para la elaboración de Acuerdos Institucionales de Convivencia, Resolución N° 1709

PROCESO DE ELABORACIÓN

La participación es considerada como una herramienta para el desarrollo de sentimientos de pertenencia a la Institución.

Es indispensable señalar que participar es comprometerse y hacerse responsable de los proyectos de los cuales forman parte como protagonistas activos.

Incorporar la visión de los padres, alumnos, profesores enriquece la formulación del Acuerdo Institucional de Convivencia y lo convierte en un documento significativo para el mejoramiento de la vida Institucional escolar y comunitaria.

Surge como resultado de las coincidencias entre el Ideario, la Fundación Santa María de Pehuajó, el cuerpo directivo, los docentes, los alumnos y los padres del Colegio, y adquiere el valor de Acuerdo institucional de Convivencia por su propio origen.

Se realizaron las intervenciones siguientes:

En el año 2009, la comunidad del Colegio Santa María comenzó con la elaboración de su Acuerdo Institucional de Convivencia; para ello se realizaron distintas instancias de reflexión y consulta.

Jornada de alumnos del Nivel Secundario:

“CONSTRUYAMOS JUNTOS EL ACUERDO DE CONVIVENCIA”

Actividades: Los alumnos se dividieron en grupos para reflexionar y analizar el contenido del Ideario del Colegio a partir del siguiente párrafo extraído del mismo: “La fundación Santa María tiene como gran objetivo que la persona logre su felicidad equilibrando la maduración de los ambiente escolar ordenado y coherente, permitiendo formar personas íntegras, que se destaquen no solo por sus talentos, sino por su pensar y actuar en el plano moral, afectivo y espiritual.”

Luego de la reflexión general acerca de los elementos que contribuyen a una adecuada y armoniosa convivencia, se realizó una encuesta para conocer la opinión de los alumnos respecto a las normas y otros aspectos del régimen de convivencia vigente al día de la fecha. El siguiente cuadro refleja los resultados de dicha encuesta.

Total de alumnos encuestados: 94

Preguntas SI NO A/V N/C
Las normas de conducta del colegio, ¿son claras? 57 12 25
¿Considerás que las sanciones que se aplican son coherentes con la falta cometida? 25 19 50
¿Son efectivos los apercibimientos como medida disciplinaria? 22 47 25
¿Emplean los adultos el mismo criterio para hacer cumplir las normas? 23 40 31
¿Te sentís respetado por tus pares? 61 1 31 1
¿Sentís que tu opinión es tenida en cuenta por los adultos al momento de resolver un conflicto? 18 32 43 1
¿Considerás que tu grupo puede resolver sus propios problemas de convivencia? 31 18 44 1
¿Te gustaría que en el colegio existiera un consejo de convivencia para tratar temas a resolver? 73 13 4 4
¿Crees que se da importancia a los valores mencionados en el régimen de convivencia? 31 3 55 5

Una encuesta similar se realizó a las familias del colegio teniendo en cuenta solo las preguntas 2 y 9.

Los resultados de ambas encuestas fueron puestas en común en otra jornada en la que se promovió la reflexión acerca de los aspectos a modificar y/o promover para una mejor convivencia institucional.

Se realizó una encuesta a los alumnos del último año de Polimodal para conocer su valoración de aspectos generales de la institución. Entre otros aspectos se analizó:

  • En qué aspectos se sientes preparados y en cuales no para empezar la vida universitaria.
  • Respecto a su paso por la institución, que fue lo que más les gustó, lo que menos les gustó, lo que consideraron que faltó y lo que estuvo de más.
  • Cuáles fueron los proyectos y actividades del colegio que recuerdan.
  • Cuáles fueron los docentes que marcaron su paso por la institución.
  • Calificación de los diferentes aspectos, académicos, formación integral, deporte.
  • Análisis de Ideario del colegio, régimen de convivencia, disciplina, comunicación.
  • Solicitud de sugerencias y aportes para mejorar la convivencia institucional.
  • Sugerencia sobre sanciones y reparaciones.

En el año 2010 se realizó una nueva jornada en la que se expusieron las conclusiones y reflexiones del trabajo realizado en 2009.

Se realizó una nueva consulta sobre aspectos que generan conflictos en la convivencia institucional: cumplimiento del uniforme, sanciones, cuidado de los materiales e instalaciones. También se consultó quiénes serían los integrantes del consejo de convivencia y qué funciones tendrían.

En el año 2011 se realizaron las siguientes intervenciones a fin de instalar nuevamente en la comunidad la preocupación por la convivencia y el establecimiento de acuerdos.

  • Encuesta a alumnos: Se realizaron las siguientes preguntas: ¿Qué es la violencia? Describí en no más de 10 líneas una situación de violencia que haya sucedido en la escuela donde concurrís.
  • Encuesta a docentes: ¿Qué es para vos la violencia? ¿Cómo crees que se puede prevenir en la escuela? Describí en no más de 10 líneas una situación de violencia que haya sucedido en la escuela donde ejerces. (Las preguntas fueron realizadas a partir de algunos episodios sucedidos en la escuela)
  • Charla con los alumnos para reflexionar sobre distintos episodios sucedidos y para conocer sus propuestas para evitar nuevos conflictos.
  • Análisis del AIC en elaboración, en reunión de profesores del jueves 11 de agosto. Se postulan docentes para integrar el CIC. Se realiza un listado para realizar luego la votación.
  • Se procede a votar  el representante de los docentes en el CIC.

En el año 2012 se comenzó a socializar el AIC en los niveles inicial y primario para poder llegar a la inclusión de los tres niveles educativos en este Acuerdo Institucional de Convivencia

  • Jornadas de reflexión con docentes y directivos
  • Jornadas de reflexión con alumnos junto a los tutores

CUERPO DEL DOCUMENTO

SECCIONES 1 Y 2

Estilo de Formación

El colegio Santa María de Pehuajó respeta la libertad de culto, la diversidad de ideas y creencias de todos los miembros de su comunidad

Educador y educando se hallan comprometidos en una tarea común, recíproca y complementaria. Nadie puede asumirlas sin tener un claro perfil de las mismas y sin normas precisas que le permitan saber qué es lo que de él esperan los demás.

La acción educativa se inscribe en el marco de una orientación espiritual católica, donde se fusionan los conceptos de fe, cultura y vida.

Perfil del alumno

El Colegio Santa María de Pehuajó se propone un desarrollo integral y armónico de sus alumnos, tanto en su dimensión corporal y moral como personal y social, que le permita la auto conducción de su proyecto personal de vida. En estas dimensiones el Colegio desea explicitar todas las potencialidades: espirituales, morales, intelectuales, afectivas y físicas.

Por ello el Colegio tiene como objetivo que sus alumnos logren:

  1. EI desarrollo de la vida moral para que:
  • Sean capaces de realizar opciones libres, teniendo en cuenta una jerarquía objetiva de valores.
  • Logren las virtudes fundamentales, a saber:

La Prudencia : pues permite discernir en cada situación lo que es realmente bueno.

La Justicia : para dar a cada uno lo que corresponde y cooperar en el logro del bien común.

La Fortaleza : que permite resistir y afrontar los obstáculos y dificultades en el camino del bien.

La Templanza : que permite subordinar la búsqueda del placer al logro de valores superiores, con naturalidad y alegría.

  • Al lograr esas virtudes fundamentales, desplieguen todas aquellas que son sus consecuencias: humildad, veracidad, paciencia, generosidad, espíritu de sacrificio, disciplina, patriotismo, etc.
  • Sean capaces de comprender y vivir las normas éticas, no como imposiciones, sino como caminos de realización personal.
  1. EI desarrollo de la vida social para que:
  • Asuman de manera responsable el compromiso con los demás, mediante el servicio y la participación en los diversos campos que ofrece la vida social, a fin de lograr su propia inserción.
  • Valoren con objetividad a los demás, aceptándolos y respetándolos en su propia personalidad.
  • Colaboren y participen, con responsabilidad y en actitud de servicio, en su familia, en su grupo y en el ambiente socio-cultural que integran.

. Adquieran una actitud de auténtico diálogo en sus relaciones humanas.

III. EI desarrollo de la vida intelectual para que:

  • Adquieran hábitos que perfeccionen las dimensiones del conocimiento teórico y práctico, en todas las áreas, en castellano e inglés.
  • Aprendan a amar, buscar y gozar la verdad, el bien y la belleza de las cosas.
  • Crezcan en el conocimiento de sí mismos, capacitándose para realizar una objetiva y adecuada auto evaluación que admita las propias cualidades y acepte los propios límites.
  • Se interesen por lo que los rodea y adquieran madurez de juicio para evaluar a las personas, los acontecimientos y las cosas.
  • Logren un pensamiento y una comunicación fluida en el idioma inglés.
  • Descubran su vocación personal y la inclinación profesional propicia según sus intereses, aptitudes y posibilidades.
  • Se preparen para ulteriores estudios terciarios o Universitarios
  1. El desarrollo de la vida afectiva para:
  • Desarrollar una personalidad equilibrada afectivamente.
  • Ordenar los sentimientos de manera acorde con la realidad y las circunstancias.
  • Aceptar, afianzar y expresar la propia identidad con una sana autoestima .
  • Aceptar y respetar la identidad de los otros.
  1. El desarrollo de la vida física para:
  • Asegurar en ellos el buen estado de salud.
  • Desarrollar sus capacidades físicas naturales en su totalidad armónica y estética.
  • Favorecer y acrecentar las potencialidades de una buena condición física básica y permanente.
  • Proponer la realización de una actividad deportivo-competitivo-recreativa como medio de vivenciar valores morales, integradores de una personalidad equilibrada.
  • Lograr, a través de toda la actividad físico-deportiva, una natural interacción social y cultural.
  • Lograr la práctica de los valores implícitos en el juego limpio: la honestidad, la solidaridad en el juego de equipo, la aceptación de la derrota y la humildad en la victoria, el compañerismo con el contrario, el reconocimiento y acatamiento de la autoridad del árbitro, la superación del propio rendimiento mediante el entrenamiento y el esfuerzo, etc.
  1. El desarrollo de la vida espiritual para formar personas:

Que desarrollen la capacidad de tolerancia y de respeto por las diferentes creencias y opiniones de quienes forman la comunidad del colegio Santa María

  • Con una sólida base religiosa mediante el conocimiento y la vivencia de las enseñanzas de la Iglesia Católica Apostólica Romana.
  • Que logren una síntesis entre fe y vida y entre fe y cultura.
  • Que cultiven y maduren en el corazón las virtudes teologales: fe, esperanza y caridad.
  • Que tengan una actitud de servicio y espíritu de solidaridad, inspirados en el mensaje de Cristo y preocupados e interesados por las necesidades de la Comunidad a la que pertenecen.
Perfil del docente:

Cada docente es el representante institucionalizado del código escolar y en esto reside su lugar de autoridad. La relación docente- alumno, entendida en términos asimétricos, requiere vínculos estables y de una legitimidad que responda a un interés superior. (Resolución 1709, Anexo 1, folio 2)

Al definir el perfil del docente de la Institución, se tienen en cuenta exigencias que garanticen la continuidad de la filosofía del Proyecto Educativo Institucional y que los profesionales de la educación puedan, al mismo tiempo, trabajar de acuerdo a los objetivos planteados por la superioridad (DGEC), desarrollando al máximo su propio potencial y estilo personal.

Aparte de los conocimientos específicos que enseña cada docente, se intenta que todos compartan los mismos ideales y conceptos de educación como así también los Proyectos vertebradores del Colegio.

La promoción permanente del trabajo en equipo, el crecimiento profesional y una fluida comunicación, serán objetivos a conquistar en el desarrollo de la vida diaria académica.

Acordamos encaminarnos en forma conjunta en el seguimiento de los siguientes objetivos:

  1. Conocer y Asumir el ideario de la Institución, ayudando al logro de sus fines y objetivos, trabajando en forma conjunta con el resto de la comunidad educativa, por un progreso armónico y coherente de la vida institucional.
  1. Respetar el presente Acuerdo Institucional de Convivencia con la permanente conciencia de que los adultos a través del testimonio, encarnamos los valores que intentamos transmitir.
  1. Plasmar en la práctica docente la implementación del diseño curricular establecido para la Secundaria, persiguiendo los objetivos institucionales del plano académico y de la vida institucional.
  1. Priorizar, en la tarea diaria, la formación integral de los alumnos siguiendo el perfil del egresado que aspiramos formar.

NUESTRO ESTILO DE EDUCACIÓN

El estilo educativo del C.S.M. de Pehuajó se caracteriza por:

– El recurso constante al razonamiento y al diálogo basado en el AMOR, el respeto y la comprensión.

– Respetar y cultivar la originalidad de cada educando en su madurez, su personalidad y su aprendizaje.

– Favorecer un clima acogedor que cree confianza y amistad.

– Alcanzar un elevado nivel académico mediante la exigencia en el estudio, la orientación y seguimiento de los alumnos.

– Lograr un fluido manejo oral y escrito del idioma inglés, dedicándole una carga horaria adecuada a cada nivel desde los primeros cursos.

– Promover las actividades físicas y deportivas, en sana competencia, dentro del colegio y con otras instituciones.

– Fomentar la acción pastoral y la solidaridad a través de la orientación espiritual, con una participación espontánea de los Sacramentos, con el compromiso de toda la comunidad educativa.

– Proporcionar un ámbito que permita el crecimiento profesional del cuerpo docente a través del asesoramiento, las capacitaciones, y el acompañamiento en el desarrollo de su tarea.

– Integrarse a la comunidad para ser partícipe de su crecimiento, adaptándose a los cambios permanentes de la sociedad.

El C.S.M. de Pehuajó asume su rol como complemento de la familia en la labor docente proponiendo la integración de una Comunidad Educativa (padres, alumnos, docentes, no docentes y directivos) donde se fomente el respeto, la solidaridad y el compromiso, para que a partir del pluralismo, se pueda obtener la convergencia necesaria en las intervenciones de todos sus miembros, con miras a lograr una armoniosa cultura escolar.

Todos los integrantes de la Comunidad Educativa están llamados a una participación responsable y activa en el ámbito de sus propios roles:

LOS PADRES:

Son los primeros educadores de sus hijos. Su relación y confianza en la Institución y quienes llevan adelante el proyecto asegurarán un adecuado accionar. La familia y el Colegio, han de asumir conjuntamente la función educadora, valorando a la Institución educativa como un complemento y no como un sustituto de sus responsabilidades.

LOS DOCENTES:

El respeto por el ideario del Colegio Santa María de toda la comunidad docente favorece la coherencia del mensaje. La verdadera vocación docente, y el testimonio de la real imagen como educador en su responsabilidad, humildad, sensibilidad y constante espíritu de superación, dan sentido y enriquecen la tarea educadora, constituyéndose en verdaderos modelos para los alumnos.

LOS ALUMNOS:

Son los protagonistas de su propia educación y aprendizaje, participando gradualmente de la vida del Colegio, con un sentido de libertad responsable, espíritu crítico y creador, en una actitud de servicio, solidaridad y respeto.

LOS DIRECTIVOS:

Son los responsables de comprometer a todos los integrantes de la comunidad educativa a participar positivamente en un ámbito de trabajo cordial, de respeto mutuo y comunicación, de fomentar el desarrollo de virtudes fundamentales de convivencia y el ejercicio de libertad con responsabilidad. De promover el crecimiento profesional de la comunidad docente y velar por el cumplimiento de todas las disposiciones emanadas por la autoridad superior y por la DGEC. así como el respeto del presente acuerdo.

LOS EX ALUMNOS:

Los egresados forman parte de la Comunidad Educativa que los integra en todas sus actividades y crea un ámbito propicio para su reencuentro y participación.

LOS NO DOCENTES:

En una generosa actitud de servicio son los que velan por el orden y el bienestar general, cuidando que el accionar cotidiano del Colegio se pueda desenvolver en un ambiente propicio.

VALORES

Todos los miembros de la comunidad educativa son responsables de la Institución de la que son parte y representan

El Respeto es uno de los valores principales; es importante practicarlo siempre y se verá plasmado en pequeñas actitudes diarias que incluyen a toda la comunidad:

  • Dirigiéndose con corrección usando los modales y palabras adecuadas.
  • No exteriorizando rechazo de manera ofensiva, a una indicación dada.
  • Presentándose al aula con puntualidad y prolijidad.
  • Durante las horas de clase y de recreación permaneciendo en una postura adecuada al ámbito escolar, en salidas didácticas, viajes de estudio y salidas de representación institucional.
  • Cumpliendo en tiempo y forma con las tareas y obligaciones propuestas.
  • Al Solicitar ayuda en caso de necesitarla, esperando discretamente, el momento oportuno.
  • Evitando en todo momento degradar, discriminar o desvalorizar a los otros
  • Respetando las pertenencias ajenas y cuidando los materiales.
  • Evitando toda forma de agresión verbal o física.
  • Valorando el trabajo de los demás.
  • Ayudando con el propio cuidado a mantener limpios los espacios: aulas, baños, galerías, patio, etc.
  • Respetando los símbolos patrios.
UNIFORME DEL COLEGIO SANTA MARÍA

De acuerdo a la tradición y características de la institución los alumnos del colegio Santa María asistirán al Colegio con el uniforme establecido para cada ocasión, presentándolo en forma completa, prolija y limpia. El uniforme del Colegio Santa María de Pehuajó está constituido de la siguiente manera:

  • Camisa blanca, manga corta o larga (para los actos escolares).
  • Chomba manga larga o corta con logo del Colegio Santa María.
  • Corbata o corbatín (género del Colegio).
  • Pantalón gris o bermuda (varones).
  • Pollera (género del Colegio), (mujeres).
  • Medias 3/4 azul marino.
  • Zapatos azul, marrón o negro.
  • Sweater o Cárdigan azul (escote V)
  • Campera azul / Buzo polar azul ( Abrigo)
  • Delantal con género institucional (Nivel Inicial)
EQUIPO DE EDUCACIÓN FÍSICA:
  • Remera piqué blanca tipo polo o chomba, con el logo del Colegio en el lado superior izquierdo, del frente.
  • Pantalón corto azul (varones)
  • Pollera pantalón azul (mujeres primaria y secundaria solo durante el horario de Ed. Física).
  • Medias blancas.
  • Zapatillas blancas, negras o azules sin inscripciones de colores.
  • Jogging azul marino de algodón o polar, con el logo del Colegio.

En invierno se permitirá el uso de bufanda, guantes y cuellos de color azul.

No se permite el uso de remeras de color o con inscripciones debajo de las remeras y/o camisas blancas del colegio.

HIGIENE Y PRESENTACIÓN:

La presentación personal, la prolijidad y la higiene de los miembros de la comunidad son consideradas un aspecto de fundamental importancia. Deberá ser prolija, procurando evitar aquellos elementos que dispersen la atención y no respeten las normas establecidas en relación al uniforme del colegio.

ORDEN Y MATERIALES:

El orden es indispensable para una buena convivencia, pero sobre todo como un elemento fundamental para educar la voluntad. Por ello, el alumno deberá tener todas sus carpetas y cuadernos completos y prolijos; las mismas podrán ser solicitadas en cualquier momento por el profesor o por la Dirección para ser corregidos y visados.

A fin de favorecer el trabajo armónico dentro del aula, los alumnos deberán traer diariamente todos los materiales de trabajo que le indiquen los profesores, cuidarlos y mantenerlos en buen estado durante el año escolar.

Todos los miembros de la comunidad asumen el compromiso de cuidar las instalaciones y materiales de trabajo para favorecer la vida escolar en un espacio de trabajo acogedor y apropiado. Las instalaciones y materiales se fueron adquiriendo con el esfuerzo de toda la comunidad por lo que es también responsabilidad de todos mantenerlas y cuidarlas. En caso de romperlas o deteriorarlas con el uso indebido se buscará la reparación o reposición de lo dañado.

EQUIPO DIRECTIVO Y PERSONAL DOCENTE Y NO DOCENTE

El equipo directivo se comunicará con el personal docente y no docente por medio de un cuaderno de comunicados, siendo responsables los docentes de notificarse. También se habilitarán otros canales de comunicación incluyendo las nuevas tecnologías.

TUTORES:

El adecuado acompañamiento de los alumnos en su proceso de formación integral de la personalidad y en el despliegue de sus potencialidades, requiere de una mirada cercana y atenta. Todos los alumnos contarán con el acompañamiento de un tutor, quién se convertirá en el referente adulto más cercano, tanto para aconsejar como para resolver cualquier inquietud o conflicto que puedan surgir en la convivencia escolar en general, o en relación a algún aspecto del proceso de enseñanza – aprendizaje. El tutor estará en permanente contacto con los directivos, docentes, gabinete psicopedagógico y alumnos. Mediante charlas individuales y dinámicas grupales trabajará en forma preventiva acompañando y aconsejando a los alumnos y como mediador en caso de cualquier conflicto entre las partes de la comunidad.

CONVIVENCIAS:

Durante el ciclo lectivo se establecerán jornadas de reflexión para trabajar distintos aspectos de la convivencia y del desarrollo armónico de la persona en todas sus dimensiones. Se realizará, al menos una vez al año, una jornada de reflexión para cada curso, organizada por el tutor y catequista a fin de trabajar distintos aspectos considerados de relevancia de acuerdo con las características del grupo. En caso de detectar necesidades especiales de reflexión grupal, se preverán instancias adecuadas para propiciar el diálogo y la prevención o resolución de posibles conflictos.

SECCIÓN 2

INCLUMPLIMENTOS AL PRESENTE ACUERDO DE CONVIVENCIA:

El acuerdo presupone el consenso de las partes en el cumplimiento del mismo a fin de favorecer un ámbito, un espacio de orden, respeto y sana convivencia. La internalización de las normas y su cumplimiento espontáneo y autónomo requiere un proceso de formación y tiempos  diferentes en cada actor.

Con el aporte de los tutores, docentes y adultos responsables de cada alumno y CIC se buscarán las causas que pudieran desencadenar actitudes inadecuadas para la armónica convivencia institucional, analizando la totalidad de la historia escolar de la persona y no solo el hecho o comportamiento aislado.

Se fomentará el trabajo en equipo y la toma de decisiones conjuntas a fin de contar con distintas miradas desde la Institución y la comunidad, que puedan aportar elementos para enriquecer las medidas a aplicar en cada caso.

Se agotarán las instancias para que los alumnos comprendan sus errores, por medio del diálogo y la razón y que enmienden sus conductas por la toma de conciencia. Ante la necesidad de ser sancionados se privilegiarán aquellas sanciones consideradas reparadoras, como instancias favorecedoras para la toma de conciencia de actitudes inadecuadas.

En caso de necesidad se aplicarán sanciones tradicionales, establecidas de acuerdo con la gravedad de las acciones y circunstancias. En todos los casos se tendrá en cuenta el desempeño global de los alumnos.

Los integrantes del Cuerpo Docente del Colegio Santa María de Pehuajó tienen autoridad para solicitar la aplicación de sanciones disciplinarias cuando lo consideren necesario, aunque nunca lo harán en forma aislada, sino en comunicación con el Consejo Institucional de Convivencia a través del Equipo Directivo.

En todo momento se mantendrá informados a los padres de las distintas situaciones.

Se buscará que el trabajo conjunto favorezca la adecuada prevención o resolución de cualquier conflicto.

El diálogo con las personas involucradas en un posible conflicto o frente al incumplimiento del presente acuerdo será siempre la primera instancia a recorrer en el proceso de resolución o prevención de los conflictos.

Serán sanciones de carácter reparatorio las que implican reparación del daño, desagravio, instancias de reflexión, trabajo comunitario, acuerdos y compromisos bajo acta.

Serán sanciones tradicionales: notificación a las familias, apercibimiento con constancia en acta, firma, amonestaciones.

Se consideran faltas todas aquellas conductas que no coincidan con las pautas establecidas por el presente acuerdo para facilitar la convivencia y colaborar con la formación integral.

Las sanciones correspondientes se establecerán de acuerdo con la gravedad de las faltas y las circunstancias en la que surgieron, el desempeño global del alumno y su trayectoria escolar.

En aquellos casos en los que los incumplimientos sean graves y reiterados, y se hubieran superado todas las instancias de reflexión propuestas por el presente AIC, sin lograr la modificación de las conductas inapropiadas: se reunirá el CIC para analizar el caso y tomar las decisiones correspondientes.

La permanencia, en caso de no haber alcanzado los saberes mínimos para la promoción y de no haber cumplido las pautas de acreditación vigentes, queda a criterio del CIC y el Consejo de Administración.

En todos los casos la decisión de continuidad del alumno en la institución se informará a las familias y se garantizará su permanencia en el sistema educativo.

Inscripción condicional:

Como lo establece el Ideario del Colegio, “La fundación Santa María, tiene como objetivo principal que la persona logre su felicidad equilibrando la maduración de los aspectos que la componen, espiritual, moral, social, intelectual y físico. Estos se conjugarán en un medio escolar ordenado y coherente, permitiendo formar personas íntegras”. En el camino para alcanzar este objetivo, se considera de primordial importancia la conducta de los alumnos dentro y fuera de la institución. Al igual que los demás miembros de la Institución deberán respetar las normas y pautas establecidas en el presente acuerdo de convivencia.

La inscripción de los alumnos en el ciclo lectivo del año siguiente quedará, por lo tanto, condicionada a su desempeño y comportamiento Se firmará un acuerdo entre la institución, la familia y el alumno mediante el cual, éste último, se compromete a respetar todas las normas establecidas en el Régimen académico y el AIC durante todo el ciclo lectivo, para que el medio escolar sea coherente y ordenado. En caso de no respetar dicho acuerdo se reflexionará junto a la familia sobre la conveniencia de la permanencia del alumno en la institución.

SECCIÓN 3

CONSEJO INSTITUCIONAL DE CONVIVENCIA:

El consejo institucional de convivencia es un organismo permanente de asesoramiento para el abordaje específico de la convivencia institucional. Funcionará como una instancia de análisis, evaluación y deliberación de todo asunto o proyecto institucional puesto a su consideración, ofreciendo un asesoramiento al Equipo Directivo del Colegio. El CIC velará por el logro de una convivencia basada en el respeto e impulsará una cultura participativa que aliente un sentimiento de pertenencia hacia el Colegio.

El mismo estará formado por:

  • Directivos de la institución (1)
  • Representante legal de la Institución. (1)
  • Un miembro del EOE (1)
  • Representantes de los alumnos.(3)
  • Docentes de la POF del colegio. (2)
  • Docente tutor del curso donde se presenten los conflictos. (1)
  • Padres (2)

Los representantes de los alumnos se renovarán anualmente y los docentes cada dos años.

El CIC se reunirá periódicamente cada dos meses. En caso de necesidad se realizarán reuniones extraordinarias.

Las reuniones serán detalladas en un libro de actas elaborado por un secretario nombrado por el CIC al comienzo de cada ciclo lectivo. Las actas deberán ser firmadas por los miembros del CIC presentes en cada oportunidad.

SECCIÓN 4

El presente AIC pretende ser dinámico y operativo, cuando las problemáticas planteadas en la convivencia escolar superen la normativa planteada en el presente acuerdo se procederá a su revisión y ajuste correspondientes.

ACUERDO DE CONVIVENCIA COLEGIO SANTA MARÍA

Firma del directivo del nivel………………………………………………

Aclaración de la firma: ……………………………………………………………

Firma en conformidad (padre – madre – tutor)…………………………………

Aclaración de la Firma…………………………………………………………………

Alumno/s:……………………………………………………………………………………………………

Aclaración de firma/s………………………………………………………………………

ACUERDO USO RESPONSABLE DE LA TECNOLOGÍA   (Bajar PDF)