Institucional

Fundación Santa María de pehuajó

El Colegio Santa María de Pehuajó pertenece a la Fundación Homónima, entidad civil sin fines de lucro creada en 1991.
La Fundación Santa María de Pehuajó tiene como principal objetivo velar por la permanencia y continuidad del Colegio dentro del marco de funcionamiento que define el ideario institucional.
Es su función la administración de los fondos del Colegio y constituye el respaldo legal de todo su accionar.

Sus Fundadores
  • Juan Bautista Álvarez

  • Graciela Buontempo de Álvarez

  • Ricardo Reynolds

  • María Urruspuru de Reynolds

  • César Bertoni

  • Susana Tramontini

  • Jaime Vendrell

  • Susana Alonso de Vendrell

  • Roberto Canale

  • Silvia Garcia Morales de Canale

  • Alberto Cozzarin

  • Cristina Miccio de Cozzarin

  • Martín Alejandro Fourcade

  • Victoria Beccar Varela de Fourcade

  • Paula Grunbaum

  • Becky Cavanagh de Grunbaum

  • Juan Francisco Gutiérrez

  • Alicia Goldstein de Gutiérrez

CARTA DE LOS MIEMBROS FUNDADORES CON MOTIVO DEL 10º ANIVERSARIO

Un 9 de marzo de 1992 comenzaron las clases en el Colegio Santa María de Pehuajó, y con ellas nacieron muchas ilusiones, proyectos y expectativas.
El tiempo fue pasando y tomamos conciencia de que habíamos emprendido una ardua tarea.
Muchos proyectos y expectativas se fueron cumpliendo, pero, como en todo emprendimiento perfectible, queda aun un largo camino por recorrer.
Nos guía en este camino el ideal que perseguimos, no lo perdemos de vista y es precisamente ese objetivo el que nos da la fuerza necesaria para seguir adelante, fortaleciéndonos con los logros obtenidos, con el apoyo y reconocimiento de los padres y con la satisfacción de ver a nuestros alumnos crecer y convertirse en hombres y mujeres de bien .
Muchas personas transitaron por nuestras aulas. Ellas dejaron recuerdos imborrables, porque la vida y la historia del colegio se escribe entre todos, aprendiendo de los aciertos y de los errores, rescatando de cada cosa lo positivo, aportando cada uno su granito de arena para construir esta gran montaña.
Hoy, a 10 años de su creación, el colegio se sustenta en la fuerza y el compromiso de su comunidad educativa integrada por docentes que interpretan el proyecto y cumplen su labor con rectitud y profesionalismo, padres que apoyan el accionar del colegio más allá del mero compromiso económico, y alumnos dedicados al trabajo escolar con conciencia y responsabilidad.
Esto constituye una fórmula cuyo resultado es una institución armónica que se proyecta y crece gracias a la confianza y al respeto mutuo de sus integrantes.
Nos planteamos un verdadero desafío, fueron diez años de enormes esfuerzos y grandes satisfacciones, nos esperan muchos más. Propongámonos seguir adelante siempre con la alegría y el entusiasmo que tuvimos desde el primer día.