inicial

Realización de sesiones simultáneas de lectura

DESTINATARIOS: Alumnos del Nivel Inicial y de Primer año de la Educación Primaria
FUNDAMENTACIÓN DEL PROYECTO

Tomar sesiones simultáneas de lectura literaria como objeto de enseñanza supone generar un espacio para pensar criterios de selección de textos literarios, modos de leer, recursos y procedimientos literarios característicos de algunos géneros de la literatura infantil, modos de intervención docente para sostener y profundizar la lectura compartida, planificación, organización del tiempo didáctico y reflexión sobre los criterios de continuidad, diversidad y progresión de las situaciones didácticas.

Las sesiones se realizarán con distintas obras literarias, siguiendo un eje conductor: seguir una colección, seguir un autor, libro álbum, versiones de los cuentos, entre otros.

IMG_2355¿En qué consiste cada sesión de lectura?

Las sesiones simultáneas de lectura se insertan dentro de la situación habitual de lectura literaria, pero con una variante: todos los maestros del jardín, en el mismo momento, leen un cuento a niños de las distintas salas y Primer año de la Educación Primaria, intercambian interpretaciones acerca de la obra y luego recomiendan oralmente o de manera escrita los cuentos escuchados a los otros compañeros con el propósito de que sean tenidas en cuenta en la próxima elección. Esta propuesta resulta novedosa e implica un desafío institucional por considerar la articulación de propuestas entre ambos niveles y el compromiso de formar una comunidad de lectores.

La decisión de centrar la iniciativa en el análisis, reflexión y puesta en acto de las sesiones de lectura simultánea coloca a la institución como un puente que va de lo individual a lo colectivo, ya que requiere del aporte de toda la organización para su realización.

Cuando los niños escuchan leer al maestro se ofrecen oportunidades para que progresen como lectores al interactuar con un adulto experimentado que se muestra como modelo lector y ejerce prácticas de lectura tales como compartir con otros lo leído, intercambiar impactos y reflexiones, releer para responder a distintos propósitos. Se trata de valorar esos espacios compartidos como instancias productivas de diálogo con el texto y con las diferentes interpretaciones que surgen a partir del intercambio entre niños y el docente. Considerando que las preguntas, hipótesis, sentidos diversos -y muchas veces conflictivos- que se van construyendo entre lectores son parte fundamental del trabajo docente.

La tarea del docente entonces no sólo es la de facilitar la toma de la palabra sino la de tener una activa participación en ese diálogo, repensando con los alumnos sus inquietudes y preguntas sobre los textos, proponiendo establecer relaciones con otros textos y otras lecturas, poniendo en discusión las interpretaciones de los niños y mostrando aspectos de la literatura que tal vez los niños pasaron por alto.
Estas intervenciones suponen un trabajo previo necesario. Estar atentos a lo que los niños dicen no se resuelve tanto en retomar todo lo que digan, sino en poder establecer ciertas previsiones sobre el texto a través del cual organizar y estar preparados para la escucha atenta con el fin de “detectar” qué saberes, qué modos de leer se ponen en juego. Por lo cual, el lugar de la planificación (selección de textos, previsiones docentes, posibles intervenciones) es fundamental, ya que posibilita vislumbrar qué mirada se favorece respecto de la literatura.

 

Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn